El Año Eclesial / The Church Year

El año eclesial cristiano posee un calendario litúrgico que, se fundamenta en la semana de siete días, con su primer día el domingo (del latín: dies Dominicus, o día del Señor) o el primer día de la semana (a partir de Mc 16:2). Y se fundamenta también por el calendario solar que rige en occidente y además por dos fiestas cristianas: La Navidad (Natividad) y la Pascua de Resurrección, con sus correspondientes domingos previos de reflexión.

Nochebuena y el día de Navidad tienen una fecha fija, el 24 y 25 de diciembre respectivamente. El domingo de Pascua de resurrección se celebra desde el Concilio de Nicea (año 325) en todas las iglesias cristianas a excepción de las ortodoxas, el primer domingo después de la primera luna llena de la primavera boreal o del otoño austral. El calendario litúrgico cristiano se rige, por ende, por tres criterios distintos: el calendario solar para los domingos, el calendario lunar para la fijación del domingo de Pascua de resurrección y un día fijo para la recordación de la Navidad.
El año eclesial se divide en los tiempos propios (Tiempo de Navidad y de Pascua de resurrección) y el tiempo ordinario (fiestas y domingos restantes del año). Por tanto las partes del año eclesial son: El tiempo navideño, el tiempo pascual y el tiempo de la Trinidad. El tiempo navideño comienza con el Primer Domingo de Adviento y finaliza con la fiesta de la Epifanía (manifestación divina); el tiempo pascual comienza con el domingo Septuagesimae (70 días antes de la Pascua) o después del Último Domingo después de Epifanía, Y finaliza con Pentecostés. Allí comienza el tiempo de la Santísima Trinidad que abarca la cantidad de Domingos correspondientes del año en curso hasta el Primer Domingo de Adviento.
El año eclesial comienza con el Primer Domingo de Adviento que, se establece a partir del día 25 de diciembre que se celebra y recuerda la Navidad, contando hacia atrás 4 domingos. Si Navidad cae en domingo, coincide con el 4to. Domingo de Adviento. Después de Navidad se pueden celebrar incluso dos domingos más llamados después de Navidad hasta la Epifanía. Con el Último Domingo después de Epifanía comienza el tiempo de Pascua.
La Cuaresma es el tiempo de meditación previo de 40 días antes de la Pascua. Este consta de cinco domingos de Cuaresma y el Domingo de Ramos. Comienza con el Miércoles de Ceniza (el miércoles que cae 40 días antes de la Pascua sin contar los domingos; éste se celebra desde el año 1091). Desde la celebración del Domingo del Domingo de Pascua se cuentan 40 días hacia adelante, fecha en la que se celebra el día de la Ascensión de Nuestro Señor Jesucristo (Hch 1:11) se celebra siempre en jueves. Los siete domingos que componen este tiempo se denominan Domingos después de Pascua (se cuenta el Domingo de Pascua). El tiempo pascual termina con el Domingo de Pentecostés, cincuenta días después del día de la resurrección. Con el domingo siguiente el Domingo de la Santa Trinidad, comienza el Tiempo de la Trinidad.

 

***

The Christian church year has a liturgical calendar that is based on the seven-day week, with its first day on Sunday (from Latin: dies Dominicus, or Lord’s day) or the first day of the week (from Mk 16 :2). And it is also based on the solar calendar that rules in the West and also by two Christian holidays: Christmas (Nativity) and Easter, with their corresponding previous Sundays of reflection.

Christmas Eve and Christmas Day have a fixed date, December 24 and 25 respectively (Although we also know that traditionally the day of the birth of the messiah is thought of as the first of Nisan). Easter Sunday has been celebrated since the Council of Nicea (year 325) in all Christian churches except for the Orthodox ones, on the first Sunday after the first full moon of the boreal spring or the austral autumn. The Christian liturgical calendar is therefore ruled by three different criteria: the solar calendar for Sundays, the lunar calendar for fixing Easter Sunday, and a fixed day for the remembrance of Christmas.
The church year is divided into proper times (Christmas and Easter time) and ordinary time (holidays and the remaining Sundays of the year). Therefore the parts of the church year are: Christmas time, Easter time and the time of the Holy Trinity. The Christmas season begins with the First Sunday of Advent and ends with the feast of the Epiphany (divine manifestation); the Easter season begins with Sunday Septuagesimae (70 days before Easter) or after the Last Sunday of Epiphany, and ends with Pentecost. There begins the time of the Holy Trinity that includes the corresponding number of Sundays of the current year until the First Sunday of Advent.
The church year begins with the First Sunday of Advent, which is established as of December 25, which is celebrated and remembers Christmas, counting backward 4 Sundays. If Christmas falls on a Sunday, it coincides with the 4th Advent Sunday. After Christmas you can celebrate even two more Sundays called after Christmas until Epiphany. With the Last Sunday after Epiphany the Easter season begins.
Lent is the 40-day pre-reflection time before Easter. This consists of five Sundays of Lent and Palm Sunday. It begins with Ash Wednesday (the Wednesday that falls 40 days before Easter without counting Sundays; it has been celebrated since the year 1091). From the celebration of Sunday to Easter Sunday, 40 days are counted forward, the date on which the day of the Ascension of Our Lord Jesus Christ (Acts 1:11) is celebrated is always celebrated on a Thursday. The seven Sundays that make up this time are called Sundays after Easter (Easter Sunday is counted). The Easter season ends on Pentecost Sunday, fifty days after the day of resurrection. With the Sunday following Holy Trinity Sunday, Trinity Time begins.