15 razones por las cuales tu pastor no tendría que visitar mucho

Leí la triste historia reciente de una iglesia que despidió a su pastor porque “no visitaba a los miembros lo suficiente”. Por supuesto, no conozco todos los detalles de la situación, pero no soy muy optimista sobre el futuro de esa iglesia.

“La visitación de los miembros” se convirtió en una parte de las demandas laborales hacia los pastores hace aproximadamente un siglo.

Es una mala señal.

Si bien no estoy abogando por que los pastores ‘nunca’ visiten a las personas, me preocupa que tales expectativas vayan más allá de aquellas de las necesidades serias y de casos de emergencia.

La verdad es que tu pastor no debería visitar mucho. Aquí hay 15 razones por las cuales no:

No es bíblico. Efesios 4:12 dice que los pastores deben entrenar a los santos o creyentes para que hagan el trabajo del ministerio. No dice que los pastores deben hacer “todo” el trabajo del ministerio.

Priva a los miembros de sus roles reales y oportunidades. La segunda parte de Efesios 4:12 claramente nos informa que el ministerio (o servicio) es para todos los que están en la iglesia. Cuando el pastor hace todo o la mayor parte del ministerio, los miembros se ven privados de una oportunidad dada por Dios.

Fomenta una mentalidad de club privado. “Pagamos el salario del pastor. El ministro trabaja para nosotros, que haga el trabajo y nos sirva”. O: “nosotros somos “la patronal”, o los empleadores. Los diezmos y las ofrendas se convierten en “cuotas” de los clubes contra un servicio prestado.

La iglesia se torna hacia adentro. Los miembros se preguntan qué hace el pastor por ellos, en lugar de preguntar cómo podemos servir a los demás a través de la iglesia.

Le quita la adecuada y responsable preparación al sermón y distintos mensajes semanales. Esos mismos miembros que se quejan de que un pastor no le dio suficiente tiempo al sermón son los mismos que esperan que el pastor los visite.
Quita del pastor el enfoque “hacia afuera”. Si los pastores pasan la mayor parte del tiempo o la mayoría de su tiempo visitando, ¿cómo se puede esperar que se inmiscuyan en la comunidad toda y compartan el evangelio?

Le quita el liderazgo vital al pastor. ¿Cómo podemos esperar que los pastores guíen y enseñen si no les damos tiempo para guiar y enseñar pues se la pasan visitando?

Fomenta comparaciones poco saludables entre los miembros. “El pastor visitó a los Schmidt dos veces este mes, pero sólo me visitó una vez a mí”.

Nunca es suficiente. Cuando las iglesias esperan que sus pastores hagan la mayoría de las visitas, tienen una mentalidad de “patronal”. Tal mentalidad nunca podrá ser satisfecha.

Lleva al agotamiento pastoral. Es imposible para los pastores mantener el ritmo que se espera de todos los miembros juntos, especialmente en el área de visitas.

Conduce a un alto índice de cambio de puestos pastorales. El agotamiento conduce a la rotación pastoral. Los pastorados a corto plazo no son saludables para las iglesias.

Pone un freno al crecimiento a través de la Gran Comisión de la iglesia. Una de las grandes barreras al crecimiento de las iglesias es la expectativa de que una persona deba asumir la mayor parte del ministerio, especialmente las visitas. Tal dependencia de una persona conduce a un límite del crecimiento.

Lleva a los pastores a obtener su afirmación de la fuente equivocada. Se convierten en “agrada miembros” en vez de agradar a Dios.

Provoca que los miembros con una fe realmente “bíblica” se vayan de la iglesia. Muchos de los mejores miembros de la iglesia se irán porque saben que la iglesia no debería operar de esta manera. La iglesia se vuelve más débil.

Es una señal de que la iglesia está muriendo. Los dos comentarios más comunes de una iglesia moribunda son: “Nunca lo hicimos de esa manera antes” y “¿Por qué el pastor no me visitó?”
La mentalidad dominante en muchas iglesias es que el pastor es el principal visitador de la iglesia.

Es un signo clave de enfermedad. Es un claro paso hacia la muerte espiritual de la congregación.

Trad. De Thom Rainer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s