¿A qué estrella estamos siguiendo?

¿Sabías que
… ese buey y ese burro que puedes encontrar en casi todas los pesebres navideños, no aparecen en absoluto en la tradición navideña de los evangelistas? Sólo se habla de ovejas. Hay sólo una referencia a burros y bueyes en un versículo del A.T. en referencia al establo en Belén: “El buey conoce a su dueño, y el asno conoce el pesebre de su amo, pero Israel no entiende; ¡mi pueblo no tiene entendimiento!» (Is 1:3)

¿Uds. sabían que nadie sabe exactamente cuántos eran los sabios de Oriente que estaban realmente en el establo con Jesús? Solo en la tradición eclesiástica se ha convertido en tres y debido a los tres regalos (oro, incienso y mirra). Pero pueden también haber sido cuatro, cinco o siete La Biblia no dice nada sobre su número y ciertamente nada sobre su supuesto nombre.

Los saludo con el versículo para el mes de diciembre : “Después de escuchar al rey, los sabios se fueron. La estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño. Al ver la estrella, se regocijaron mucho”. (Mt 2:9-10)
Con este versículo navideño quisiera reflexionar acerca de qué estrella estamos siguiendo en nuestras propias vidas.
La estrella que seguimos tiene un sentido simbólico en nuestra vida. Los sabios siguieron a la estrella que los llevó a Jesús. ¿Pero a qué estrella sigues?
Hay algunas personas que, siguen a la estrella de „Mercedes-Benz“ en sus vidas que, tiene que ver con todo lo relacionado con lo material. El propósito de su actitud en la vida es el consumismo y el querer siempre tener más. La Biblia nos advierte ante ese tipo de vida. Quien declare el materialismo como el principio rector de su vida, al final fracasará amargamente.

Hay otros que siguen la “estrella roja”. La estrella roja representa la vida orientada según una actitud política: ecológica, nacional, o socialista o económica. Quien convierta cualquier ideología terrenal, o una filosofía secular o un sistema político como significado de su vida estará terriblemente equivocado.

Otras personas declaran que los seres queridos son lo más importante y lo que da sentido a sus vidas. Estos siguen la “estrella interpersonal”. La vida dependerá de la maravillosa esposa, los grandes hijos o la fantástica familia. Todo sentido y plenitud de la vida estará en lo interpersonal y supuestamente se halla sólo allí. Sin embargo de acuerdo con el juicio de la Biblia, esta orientación de vida que está dirigida principalmente a los mortales, también está condenada al fracaso.

Por favor, no me malinterpreten ahora. La Biblia en sí misma no tiene nada en contra de la riqueza, nada en contra del inclinarse hacia lo social, política y todo lo que es saludable, y ciertamente nada en contra de una familia feliz y de la vida matrimonial.
Pero cuando todas estas cosas, estas estrellas, pero se convierten en el punto fijo, o se convierten en la inclinación central de nuestras vidas, la vida de las personas se convierte en algo perdido.
Una persona puede sólo encontrar una vida con sentido cuando se sigue a la estrella de Jesús. Así como lo hicieron los sabios de Oriente de la historia de Navidad. Estos dejaron sus familias en el oriente, usaron sus riquezas materiales, oro, incienso y mirra, y no siguieron las órdenes del rey. Todo porque había algo más grande para ellos: Jesús. Las estrellas, por demás importantes de sus vidas, como el dinero, la política y la familia se convirtieron en un asunto menor, porque pudieron encontrar lo principal: el Hijo de Dios.
Puesto que siguieron a esta estrella del Salvador, comenzaron a estar alegres y ser felices, como lo demuestra la historia de Navidad. Eso es lo que nosotros también podemos: si seguimos a la estrella de Jesús, viviremos una vida con sentido que nos conducirá a la alegría y la realización personal. Esto es lo que la Biblia promete. Y con este mensaje de Dios para ti, quiero concluir esta reflexión: sigue a la Estrella de Jesús, a quien Dios hace brillar para ti en las Santas Escrituras, ¡y encontrarás alegría, satisfacción y vida eterna! Dios el Señor, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, te bendiga y te guarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s